• Home
  • Abantera
  • PARKER, EL OBJETO QUE MÁS SE HA ACERCADO AL SOL

PARKER, EL OBJETO QUE MÁS SE HA ACERCADO AL SOL

PARKER, EL OBJETO QUE MÁS SE HA ACERCADO AL SOL

La sonda espacial Parker, el objeto creado que más se ha acercado al sol.

La misión de Parker es clara, estudiar el Sol y su corona. En otras palabras su atmósfera externa. Investigar por qué la atmósfera externa del Sol está a mayor temperatura que la propia superficie del astro, pero también estudiar las partículas que se desprenden con el viento solar y los campos magnéticos del Sol. Para llevar a cabo esta arriesgada misión y que la sonda no perezca en el intento, la NASA ha desarrollado un escudo protector de carbono de doce centímetros de grosor que podrá alcanzar hasta los 1.400 grados. El escudo aislante del calor mantendrá los instrumentos de la Sonda a una temperatura lo bastante baja para que puedan funcionar debidamente a pesar de la proximidad de la nave al Sol.

El artefacto de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por su acrónimo en inglés) se convirtió el 29 de octubre en la misión que más se ha acercado a esta estrella, al superar los 42,72 millones kilómetros de distancia, según lo calculado por el equipo de Parker Solar Probe. La sonda espacial Parker se convierte en el objeto de fabricación humana que más se ha aproximado al Sol.

La sonda espacial Parker de la NASA está ahora en posesión del récord de máxima proximidad al Sol de un objeto fabricado por humanos. La nave ha conseguido dicho récord al acercarse hasta tan solo 42,73 millones de kilómetros de la superficie del Sol. La NASA explicó que conforme la sonda avance batirá sus propios récords, con un acercamiento final, programado para 2024, a 3,83 millones de millas (6 millones 163 mil 787 kilómetros) del Sol.

El récord anterior de máximo acercamiento al Sol lo ostentaba la nave germano-estadounidense Helios 2, desde abril de 1976.

Tal como destaca Andy Driesman, del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Laurel, Maryland, Estados Unidos, y miembro del equipo científico de la misión, Parker ya ha llegado más cerca de nuestra estrella que cualquier otra nave espacial de la historia.