OSO PANDA

OSO PANDA

 

Oso Panda

El oso panda gigante es un animal grande,  con pelaje blanco largo, denso y de aspecto lanoso; las patas, los hombros, las orejas y la zona de los ojos son negras. La cola es ancha y corta. El oso panda gigante vive en los bosques de bambú del centro de China, a altitudes entre los 1.500 y los 3.000 m.

Es bien conocido el llamado falso pulgar del panda, que consiste en realidad en un hueso sesamoideo radial muy desarrollado y que forma una especie de sexto dedo oponible a los otros cinco; gracias a esta modificación, el panda gigante puede manipular y agarrar con cierta destreza objetos tan pequeños como los tallos de bambú, que constituyen la parte principal de su dieta. Además de bambú, también come bulbos, raíces, huevos y algunos mamíferos pequeños.

Es un animal de costumbres solitarias, excepto en la época de celo, ambos sexos se reúnen; entonces, se puede oír a los machos gruñir compitiendo entre sí para copular con una hembra receptiva. El apareamiento tiene lugar en primavera y las crías nacen a finales del invierno La hembra pare entre uno o dos oseznos, que llegan a la madurez sexual entre los cuatro y diez años.

El oso panda gigante está considerado como una especie amenazada y el gobierno chino está realizando diversos proyectos para su protección.

Las crías de oso panda nacen indefensas, por lo que requieren muchos cuidados maternos durante los primeros meses de vida. La mortandad en este tiempo es muy elevada, lo que constituye un serio problema para la recuperación de la población mediante la cría en cautividad. La reproducción tiene lugar entre los meses de marzo y mayo, tras una gestación de entre tres y seis meses, y su peso puede oscilar entre los 85 y 140 gr. A veces pueden nacer dos crías, pero sólo una sobrevive. Los osos panda salvajes tienen un cachorro cada dos años o más.

Los osos panda no hibernan. Por otra parte, los hábitos alimenticios del panda gigante constituyen otro problema a la hora de su cuidado y cría en cautividad,  se alimenta casi exclusivamente de bambú, que no es muy nutritivo, a lo que hay que añadir que esa  planta florecen en determinados períodos y se marchitan poco tiempo después, lo que en ocasiones lleva a estos animales a pasar hambre.

Su desaparición es casi inminente, pues a pesar de que algunos de ellos han sido criados en cautiverio durante muchos años, no se ha logrado que se reproduzcan con rapidez. Sólo quedan 1000 ejemplares en todo el mundo. En otros tiempos, simplemente los mataban sin piedad.  Como el oso panda es un animal en peligro de extinción, ha considerado que se tenga en cautiverio, agrupando en un solo lugar al macho y a la hembra para lograr su reproducción, evitando reunir a más machos para descartar  peleas entre ellos.